sábado, 29 de julio de 2017

Ir a cine con los más pequeños!

Recuerdo muy bien que un día antes de dar a luz a mi primer hijo fui a ver Los Pitufos con mi esposo. Ese día no me imaginaba que tal vez me demoraría mucho tiempo en poder volver a cine y así fue. Pasaron unos cuantos meses (un poco más de dos años) para volver a cine, esta vez con los niños de la casa 😊

Era 17 de enero del año pasado mientras unas vacaciones. Se vivía la tranquilidad en la ciudad, mientras la mayoría viajaba, nosotros llegábamos de nuestro viaje. Mi esposo y yo decidimos salir de la rutina y arriesgarnos a separar puestos para la función matutina de Un Gran Dinosaurio. Estábamos temerosos, era la primera vez que íbamos a cine con los niños. Joaquín tenia dos años y Benjamín no había cumplido uno 😱. Era angustiante que los niños empezaran a llorar pero por fortuna todo salió a la maravilla.

Lo primero: mi esposo antes de reservar averiguo que el espacio entre las lineas de sillas fueran amplios para que los niños tuvieran espacio suficiente, luego escogió unos puestos apropiados (atrás pero cercanos al pasillo), compramos las palomitas y entramos con tiempo suficiente para acomodarnos. 

Una vez en el cine tomamos las sillas de niños, y las acomodamos en sus respectivos asientos (realmente no son tan cómodas pero les dan seguridad a los niños) y la función comenzó. Joaquín estuvo el 95% de la función juicioso, pendiente y le encanto, el otro 5% se canso en su silla y se sentó a verla en las escaleras con el papá. Todo sin problemas de llanto que es lo que más atemoriza a los papas y más molesta a los otros en la sala 😊. Por su parte Benjamín se vio un 50% de la película y durmió el resto. No lloro porque tomaba seno.

De hay en adelante nos hemos vuelto expertos en cine con niños, hemos ido en varias ocasiones y nos va muy bien. Las principales recomendaciones son:

Usted como padre va a ver una película pero lo que importa no es si la vio completa, es que sus hijos la disfruten. Entonces planee muy bien antes de ir a cine con sus hijos y más si es la primera vez que lo hace.

Teatro, Película y Hora:


En Colombia encontramos muchos cinemas, unos más cómodos que otros. Gracias a la web podemos reservar virtualmente y ver como se distribuye el teatro y que tan cómodo es. Personalmente he ido la mayoría de veces a CineColombia con mis hijos ya que me parece es el que ofrece mejores cosas. 

La hora es indispensable ya que depende de la rutina que lleves con tu hijo. Personalmente escojo 9 o 10 de la mañana para que las palomitas sean a la hora de la merienda y no se me descuadren mucho, ademas los cines son cuasi desocupados 😊

Por supuesto la película. Debes revisar que no sean películas muy largas, generalmente calculo que sean máximo de hora y media, pues con cortos y cortometraje todo dura 2 horas. Tiempo suficiente para un bebe También conozco casos de papas que no escogen la película apropiada para su hijo. Por ejemplo a tu hijo le encantan los superheroes (Superman, Spiderman, Batman) estas películas son muy pesadas para niños pequeños, cuando llega la hora de la función se asustan o se alteran. 

El momento justo para entrar al teatro. Si consideras que tu hijo no dura las dos horas puedes entrar justo antes de la película, pues entre los cortos y cortometraje se va al rededor de media hora. Nosotros entramos con tiempo cuando están las luces encendidas y nos acomodamos con calma pero no los obligo a sentarse hasta que empieza la película. 

Mi hijo mayor Joaquin las primeras veces se sentaba en su silla, pero ahora siempre ve la película en las piernas de mamá. Para mi no es problema, pues es como nuestro tiempo juntos. Yo en cine trato de no pelear con ellos y dejarlos disfrutar al máximo. 

Respecto a las palomitas, les compro siempre el combo infantil de palomitas, jugo y dulce....con eso tengo diferentes estrategias para tenerlos sentados y entretenidos en la película....

Aunque Cars es la película soñada de mis hijos, fuimos y se la gozaron. Mi Villano Favorito fue más movida y los tuvo más entretenidos, no dio espacio a diálogos extensos que los aburrieran. Lo que si recomiendo totalmente es aprovechar este espacio para compartir en familia y disfrutar, no amargarse. Si el niño empieza a llorar retirarse con toda la calma del mundo del cine y respetar la película de los demás. Ahora si empieza a comentar la película con amor decirle que en cine no se habla, en ocasiones no es necesario salirse pero si llevar los niños al corredor o cerca a la salida pues a veces se cansan pero puedes controlarlo mientras terminas la película 😉.

Espero que se animen a llevar a sus bebes a cine y que tengan una experiencia maravillosa!!!!



lunes, 10 de julio de 2017

La receta para los berrinches......

No puedo imaginarme algo que queramos y disfrutemos más que las recetas de Nuestras abuelas, fuera de deliciosas, siempre tienen ingredientes secretos que no nos cuentan pero que hacen el todo de los  platillos.
Inspirada en mi abuela quiero llegar hoy a ustedes contándoles los secretos de la receta que encontré para ayudar a Nuestros hijos a controlar sus emociones y evitar las crisis familiares que generan los berrinches.

Ingredientes:

  • Uno o más hijos de diferentes edades o de la misma.
  • Papá, mamá o los dos.
  • Situaciones cotianas:
-Juegos compartidos.
-Rutinas diarias.
-Tareas del hogar.
-Normas.
-Visitas
  • Y si la queremos más condimentada abuelos o tíos alcahuetas.

Preparación:

Mezcle muy bien todos los ingredientes hasta que se presenten una de las siguientes situaciones: gritos, llanto, discusiones por parte de sus hijos, y cuando esto se presente tiene dos opciones gritar, llorar y discutir o el ingrediente secreto “el autocontrol”




Uso de los ingredientes secretos:

  • Autocontrol parental: Buscar un espacio tranquilo, respirar, poner música tranquila. Se pueden usar ejercicios como Alba Emoting para cambiar de estado de ánimo https://www.youtube.com/watch?v=BBZziwq0_f0 realmente funciona.


Resultados:

  • Al calmarnos como papás trasmitimos la tranquilidad a Nuestros hijos y evitamos el círculo de conflicto.
  • Al darles estrategias los estamos formando para la vida no solo cuando estén con nosotros.


Colaboración Realizada por:

Angela Maria Velasco
Psicóloga infantil
Cel: 317 700 1576



jueves, 6 de julio de 2017

Bajo el Agua!




Los bebes se rodean con agua desde que están en el útero de la madre y tienen un instinto de supervivencia. Por eso a todas esas #PequeñasMamás les recomiendo que lo antes posible empiecen sus clases de matronatación las cuales los estimulan, los relajan y les encantan!! 

video

Mis dos hijos han entrado a natación desde sus seis meses. Han aprendido a enfrentar el agua con cariño y respeto, pero no con miedo como le pasa a muchos niños. Los niños que toman clases de matronatación desarrollan más seguridad, se relajan y empiezan a tener un vínculo con la vida deportiva. Aparte reciben una estimulación apta para su crecimiento y sus sentidos.

Asimismo no estamos exentos de un accidente en el agua. Los niños pueden caer accidentalmente y el estar familiarizados hace que puedan ayudarse a salir o por lo menos mantengan la calma y no se ahoguen del susto. La natación es deporte, es diversión y sobre todo seguridad.


Lo que aprenden de bebes no se olvida, retiramos a mis hijos de natación hace mas o menos un año. Joaquín quien ya tenia bastante tiempo de clases,  cuando volvió parecía que no hubiera faltado a natación; excepto porque no sabe los diferentes estilos aun. Sin embargo, se goza sus clases y le encanta nadar por debajo del agua, parece un pez :). Benjamín, quien solo alcanzo a estar un poco más de 6 meses en natación, estaba un poco alterado la primera clase pero ya para la segunda recobro todo lo que sabia y empezó a sumergirse de manera extraordinaria.

Mis hijos brincan de emoción cada que digo vamos a la piscina. Yo puedo estar tranquila que en una piscina ellos tendrán las herramientas ante cualquier eventualidad. Ojo, no por eso los dejo solos. Siempre estoy pendiente pero me genera un poco más de confianza. No se ellos que quieran ser de sus vidas cuando grandes, por lo pronto yo en cada clase sueño con que alguno se dedicara a nadar siempre....Aunque esto es su elección.


El acercar a los niños desde pequeños a los diferentes deportes, ayuda que a medida que van creciendo estén familiarizados con estos y sean niños activos, saludables y sobretodo felices. Diferentes estudios en Estados Unidos han mostrado un incremento en las tasas de obesidad infantil, esto no solo se debe a la mala alimentación que llevan los niños en sus hogares. Sino también a que los nuevos juegos interactivos y las pantallas han hecho que los niños no sepan que es un parque y no practiquen ningún deporte. Como padres debemos generar estos espacios saludables para ellos, pues somos los responsables y el mercado audiovisual no vende este tipo de actividades.



Por niños más felices y saludables!!!!!